Arte urbano, ¿imaginas una ciudad sin graffitis?

Arte urbano, ¿imaginas una ciudad sin graffitis?

Los graffitis forman parte de nuestro entorno urbano y ya nadie puede imaginar una ciudad sin las paredes, muros y puertas pintadas por la ágil mano de un artista callejero. Estas obras de arte urbano decoran nuestras calles, les dan un toque de color y al mismo tiempo, crean conciencia. Porque con cada graffiti, su autor trata de comunicarnos algo, nos invita a reflexionar, a tomar conciencia del mundo y de la realidad que nos rodea.

Banksy, Keith Haring, Lady Pink, Clare Rojas, Mizrahi, Swoon, La tonta del bote,, Miss Van ,Shamsia Hassani, News, Bambi, Blu, Sixeart, Boris, Utah y Ether, Egs, Katsu, moses y taps, Arce, Next, Banos, Garra, Saber, Os Gemeos, Heine, Reebok, Sport, in the wind, Blade, Dónde,

Boa Mistura, Borondo, Anna Taratiel, Zosen, Suso33… entre otr@s, están considerados los mejores grafiteros y grafiteras de todo el mundo.

Banksy, es sin lugar a dudas, el más conocido de todos, si bien es cierto, que su identidad todavía no está muy clara, aunque se sospecha de Paul Horner, pero, lo dicho, que no se sabe a ciencia cierta. Según cuentan los que saben, el artista callejero nació en Liverpool y su pasión por el mundo del arte urbano empezó en Bristol. Todos y cada uno de sus trabajos son reconocidos debidos a su alta carga política y, el toque de ironía que los acompaña.

Arreglando graffitis feos

Hay graffitis increíbles, cargados de emoción, de rebeldía, de pasión, de humor…. Pero por qué engañarnos, también hay graffitis feos y si te hacen unos de esos desastres (todos sabemos de qué estamos hablando) en la puerta de tu casa, o en el muro del jardín o en el exterior de tu negocio, puede ser una faena muy gorda. A ver, el arte urbano es cada vez más apreciado y a nadie le desagrada convivir con un bonito dibujo. Pero algunos, imagino que con su mejor intención, creyéndose artistas, pobres, se han dedicado, y se dedican, a estropear todo soporte que encuentran a su paso. En fin, que le vamos a hacer. Puede que el tiempo y la experiencia mejore sus habilidades.

Si te ocurre esto, relaja, no pierdas la calma, que todo tiene solución. Los graffitis se pueden eliminar sin ninguna dificultad gracias a los productos para eliminar graffitis, TIN&GRAFF, de Ecokimia, recomendable al 100% como la mejor solución para borrar graffitis en el menor tiempo y sin riesgo, y sin provocar daños a la salud, ni al medio ambiente y muy económico. Este producto ayuda a eliminar y disolver rápidamente los restos de pintura en spray, restos de pegamentos, tintas, pinturas, etc. En Ecokimia son líderes en la creación de productos para eliminar graffitis y sus productos son de alta concentración, respetuosos con el medio ambiente, seguros para la salud del usuario, y no huele nada mal, a diferencia de otros productos de las mismas características.

Por otro lado está el tema de los tags… sí, eso que usan a modo de firma. La mayoría son bastante feos y descuidados, independientemente de la calidad del graffiti. Porque a veces, vemos pintadas espectaculares y después no es posible entender el nombre o marca del artista. Par arreglar este estropicio, el artista callejero Mathieu Tremblin decidió mejorar la legibilidad de los tags, imitando la escala y el color de cada etiqueta, pero haciéndola legible. Esta acción se llamó Tag Clouds, tuvo lugar en las calles de Francia, y fue en el año 2012. la iniciativa de Tremblin ha revolucionado la estética de las calles francesas.

Esta original acción callejera tiene el objeto de que todos los tags se puedan entender, y el resultado final, es muy parecido al de la típica nube de etiquetas que aparecen con las principales palabras clave en las redes sociales (tags cloud)

Temblin aplica el mismo color de letra para cada tag y mantiene su posición original. «Muestra la analogía entre la etiqueta física y la etiqueta virtual, tanto en forma como en sustancia», dice Temblin . «Al igual que las palabras clave, que son marcadores de navegación en la red, los grafitis son marcadores de la deriva urbana». «La escritura de graffiti espontánea se convirtió en el patito feo del arte en la ciudad», dijo el artista. «Con Tag Clouds, la idea es hacer un tributo a la escritura espontánea, para que los habitantes acepten su presencia visual al leerla».

El trabajo de Tremblin llamó la atención de decenas de personas, quienes aplaudieron la iniciativa del artista, que les dio una auténtica lección de arte, al mostrarles, que cuando son buenos, los graffitis no afean las ciudades, sino más bien todo lo contrario, las embellecen.

Posteriormente, Temblin hizo el mismo trabajo en las calles de Holanda y Bélgica. ¿Para cuándo en España Mathieu?