Impétigo, una enfermedad de la piel contagiosa

Impétigo, una enfermedad de la piel contagiosa

Soy una mamá primeriza y, por lo tanto, en lo relacionado con mi hijo de corta edad me sorprenden bastantes cosas y tengo que reconocer que algunas de ellas llegan a asustarme, esto ha sido lo que me ocurrió cuando un día recogí a mi hijo en la guardería y tenía unas pequeñas ampollas rojas alrededor de la boca y nariz. Por supuesto, enseguida lo llevé al pediatra que me tranquilizó al informarme que no me preocupase, que era impétigo. Y ¿eso qué es? pregunté, pues nunca había oído esa palabra y mucho menos sabía de qué me estaba hablando. La pediatra, muy amablemente, me explicó que es una infección bastante común de la piel causada generalmente por la bacteria Staphylococcus aureus, aunque también la bacteria Streptococcus pyogenes (también causante de la amigdalitis) suele provocarla. 

El impétigo puede afectar a cualquier persona y en cualquier edad, si bien lo más común es que se presente en niños de corta edad, entre los 2 y 6 años, debido a que estas bacterias se introducen por una grieta en la piel como consecuencia de heridas superficiales en la piel, una cortadura, una raspadura, la picadura de un insecto, etc. y los niños por su edad y actividad sufren un mayor número de lesiones superficiales. 

Los principales síntomas son unas pequeñas ampollas rodeadas de piel enrojecida, en cuyo interior se encuentra un líquido que en un principio es transparente para luego volverse amarillento (similar a las espinillas), estas ampollas al cabo de unos días se abren y forman una costra gruesa. Estas ampollas generalmente se presentan de forma agrupada, pudiéndose formar en cualquier parte del cuerpo, si bien lo más frecuente es que se encuentren alrededor de la boca, la nariz, brazos y piernas. Con frecuencia pican, pero se debe evitar el rascado, ya que podría al tocar en otras partes del cuerpo podría extenderse la infección. 

El impétigo se puede contagiar a otra persona por contacto directo con la piel, con la secreción nasal de una persona infectada o con sus prendas de vestir, incluidas toallas, sábanas, pañuelos, etc. Para prevenir el contagio a otros miembros de la familia cada persona debe tener sus propios objetos cotidianos o utensilios de aseo personal y lavar las prendas de ropa en agua caliente o en lavandería. En este sentido, nosotros os recomendamos recurrir a lavanderías profesionales que cuenten con máquinas de Lavatur, dado que esta es una empresa especializada en la gestión y venta de lavadoras y secadoras profesionales para lavandería y todo tipo de maquinaria para lavandería industrial autoservicio para todo tipo de sectores como hospitales, residencias geriátricas, colegios, hostelería, peluquerías, etc. y que, por tanto, cuenta con los lavados más delicados y selectivos que podemos hacer.       

Al tratarse de una infección, el impétigo se trata con antibióticos, ya sea en forma de pomada o mediante un jarabe o pastillas, dependiendo de la extensión que haya alcanzado la infección, si solo afecta a un área reducida el tratamiento es una pomada antibiótica, pero si infección se ha extendido se hará necesario una toma por vía oral. Una vez iniciado el tratamiento la curación debería comenzar al cabo de unos pocos días. 

La clave de la prevención ante el contagio del impétigo es seguir una serie de recomendaciones, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Una estricta higiene personal, con un lavado profundo y frecuente de manos. 
  • Evitar compartir utensilios de aseo personal como jabones, maquinillas de afeitar, toallas, etc.
  • Ante cualquier situación dudosa, se deberá acudir a la consulta médica, a fin de que este profesional pueda realizar la evaluación pertinente. 

Otras enfermedades infecciosas

Otras enfermedades infecciosas de la piel son:

  • Producidas por bacterias.

-Celulitis. Es una infección de los tejidos profundos de la piel que causa fiebre, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos, etc.

  • Producidas por hongos.

-Pie de atleta. Una infección muy común en los pies que afecta al espacio entre los dedos, causando picazón, ardor, piel quebradiza…

  • Producidas por virus:

-Herpes simple. Es una enfermedad muy contagiosa que se transmite por contacto directo causando ampollas en la boca o genitales, causando una sensación de malestar general. 

-Herpes Zóster conocido también como culebrilla. Se trata de una infección generada por la reactivación del virus varicela-zóster, el mismo virus que provoca la varicela, afectando a los nervios periféricos. 

-Verrugas. Son protuberancias pequeñas, carnosas y granuladas causadas por un virus y que se transmiten por el tacto. Suelen ser inofensivas y desaparecen por sí solas.  

  • Producidas por parásitos.

-Sarna. Es una enfermedad muy contagiosa causada por un ácaro denominado Sarcoptes scabiei, que causa un gran picor generalmente entre los dedos de las manos, las axilas, rodillas, senos, etc.