Aplicaciones clínicas del láser terapeútico

Aplicaciones clínicas del láser terapeútico

En la actualidad la implementación de las aplicaciones que tiene el láser terapéutico en las clínicas dentales es una interesante opción que complementa a otras terapias que se realizan en esta área. Hablamos de un método de lo más innovador, seguro y de gran precisión. Vamos a ver los métodos que se pueden usar:

Aplicaciones clínicas del láser terapéutico

La utilización del láser de baja frecuencia se está desarrollando constantemente. Vamos a saber más:

Tiene un efecto de carácter analgésico y antiinflamatorio, el cual se puede usar como auxiliar en los tratamientos de los golpes en los dientes o en las inflamaciones. Existen algunos casos, donde es complemento para los tratamientos postoperatorios combinados con los analgésicos. Se puede usar en la hipersensibilidad dental, por sus buenos resultados.

También ayuda a diagnosticar caries tempranas, mediante la luz láser frente a la transmisión de fluorescencia que tienen los tejidos.

Hablamos de una opción recomendable como auxiliar en los tratamientos de carácter postoperatorio, puesto que tiene características de tipo bioestimulante que pueden ayudar a que se produzca la cicatrización.

En el mundo de la ortodoncia y debido a sus propiedades de carácter analgésicas, vale para reducir el dolor una vez se hacen los ajustes ortodóncicos, donde las piezas dentales pasan a estar sensibles y se puede producir un dolor en los pacientes al moverse ellas mismas.

Son de gran ayuda en el tratamiento de las lesiones que se producen en la mucosa de la boca. Hablamos de algunas de las más conocidas, como son las quemaduras, quelitis, queloides o la quimioterapia.

Se pueden utilizar a la hora de tratar una serie de heridas, pues termina actuando como el agente cauterizante, de tal forma que puede evitar el sangrado y ayuda a la cicatrización. En los casos en los que hay dolores orofaciales, se produce una reducción del dolor muscular.

Si hablamos de la parestesia, lo que hace es ayudar a la reactivación de la sensibilidad de algunos de los nervios de la cara. En los tratamientos de mínima invasión, se hacen para que no afecten una pieza a nivel dental y que se puedan conservar en la mayoría de los temas.

Ventajas del láser de baja frecuencia

Las ondas de láser de baja frecuencia son los mejores para trabajar sobre los tejidos blandos como las encías, de tal forma que se pueda sellar o cortar nervios y vasos sanguíneos y causan el mínimo dolor al paciente.

En cuanto al sonido del láser casi no es perceptible, por lo que no molestará o causará nervios a los pacientes.

Con su precisión, hace posible la protección de los tejidos sanos y sólo eliminar el tejido que quede con daños por lo que ayuda a que se puedan tener unas condiciones dentales mejores.

La utilización del láser ayuda a evitar que los dientes sean sensibles. Una de las ventajas más importantes que tiene es que cuando se usa como procedimiento, puede ser aplicable en varias zonas, por lo que se pueden llegar a atender a varios padecimientos en la misma sesión.

Ayuda a que se produzca la cicatrización una vez se presente alguna herida, o se produzca algún procedimiento.

Pensemos en que la precisión del láser va a minimizar el daño que pueda lograr en los tejidos próximos a donde se realice la aplicación.

Los rayos láser lo que hacen es esterilizar la zona, de esta manera, reduciendo el riesgo de tener alguna clase de infección.

Cuando se usa el láser, la anestesia puede no ser necesaria o incluso que los puntos de sutura no vayan a ser necesarios. Todo ello puede valer con opción para hacer los procedimientos odontológicos en personas que tienen miedo al dentista, pues como dicen en clinicamarotovellon.com, es un proceso que no tiene dolor. Con ello se ayuda, tanto al odontólogo como al paciente, de tal forma que se haga el trabajo de la mejor manera.

Tengamos en cuenta que las investigaciones sobre la aplicación del láser de baja frecuencia en la zona de los dientes se siguen haciendo. De esto se derivan multitud de beneficios para la estética y la salud. Pensemos que, si se hace un procedimiento de esta tipología, lo mejor es hacerlo siempre con la ayuda de profesionales.

Como puedes ver, el láser es una apuesta de lo más atractiva para los usuarios, pero siempre habrá que tener en cuenta la importancia de utilizar las herramientas adecuadas, puesto que de otra manera estaremos no aprovechando todo el potencial que el láser de carácter terapéutico puede tener para los pacientes.