Cada día es más habitual la donación para tratamientos de infertilidad

Cada día son más las personas que se ven obligadas a recurrir a los tratamientos de reproducción asistida, son muchos los que por diferentes motivos no pueden cumplir su deseo de tener hijos por sí solos y necesitan recurrir a la ayuda de profesionales para lograrlo.

Hoy en día son muchos los factores que influyen para que tener hijos muchas veces se convierta en un objetivo difícil de conseguir. Para empezar el contexto económico social no ayuda nada de nada, el mercado laboral está muy complicado, tras tantos años de crisis económica y carencia de empleo, la actualidad está marcada de forma generalizada por empleos de muy mala calidad, la conocida como precariedad laboral, en el mejor de los casos para quien tiene trabajo. A la inestabilidad laboral hay que sumarle lo complicado que resulta acceder a una vivienda, conocida es ya la burbuja urbanística que  estalló hace unos años, los precios de la vivienda cada vez más inflados, así como el precio de los alquileres, historia que se vuelve a repetir, complica seriamente que nadie pueda plantearse crear una familia debido a la inestabilidad que esto supone.

Por otra parte las mujeres se vienen encontrando con su particular drama. Dentro de este contexto de crisis económico social, le resulta muy difícil a la mujer poder ser competitiva en el mercado laboral debido a las políticas claramente discriminatorias que están todavía muy lejos de la igualdad   laboral y en lo que se refiere a derechos y obligaciones parentales. La mujer se ha visto obligada a retrasar su maternidad debido a lo difícil que le resulta la conservación del empleo y la promoción interna, sigue siendo muy inferior el número de mujeres en puestos de responsabilidad sobre todo en grandes empresas.

La crisis económica y social ha retrasado la hora de tener hijos

Por si fuera poco todo lo que hemos comentado hasta el momento, son muchos los que se enfrentan a problemas de esterilidad, la mayoría de veces que se presentan al envejecimiento de los progenitores, se va dejando tanto tiempo tener descendencia que cuando empiezan a buscarlo es cuando aparecen los problemas derivados del paso del tiempo, según uno va cumpliendo años su fertilidad va disminuyendo. Pero no es esta la única razón, también son muchas las personas que deciden formar una familia monoparental o se trata de parejas del mismo sexo, por lo que necesitan recurrir a tratamientos de reproducción asistida.

Quien ha pasado por un proceso semejante o tiene cerca a alguien que lo ha pasado o se encuentra en proceso, conoce el estrés por el que se pasa, si no son pocas las ilusiones, tampoco son pocas las preocupaciones ante el miedo de que cualquier cosa pueda fallar durante todo el proceso. Por si fuera poco lograr el objetivo deseado, el feliz embarazo, cuando esto sucede llegan las otras preocupaciones, que el embarazo se desarrolle adecuadamente y que llegue a término con el final deseado, un bebé libre de problemas completamente saludable. Por todas estas cuestiones es por lo que aquellos que recurren a las clínicas de reproducción asistida, buscan la mayor fiabilidad y para ello acaban optando por aquellas que tienen dilatada experiencia y el mayor porcentaje de éxito en sus resultados. Una de las maneras que tienen estas clínicas es la de seleccionar a sus donantes mediante rigurosos métodos de selección y cribado para asegurarse tanto la calidad del esperma, libre de enfermedades genéticas, así como la cantidad de espermatozoides y su movilidad, todo para asegurar en la medida de lo posible el mayor número de embarazos llegados a término con resultados plenamente positivos.

El Instituto valenciano de Infertilidad, uno de los más prestigiosos a nivel internacional a la vanguardia de los tratamientos de reproducción asistida, cuenta con clínicas especializadas, Ividono e Ividona, en donación de semen y óvulos para cumplir las necesidades de las personas que acuden a someterse a sus tratamientos contra la infertilidad. Al acudir a centros como el del Instituto valenciano de Infertilidad lo que se busca es seguridad y confianza, una imagen corporativa que ha logrado dicho Instituto con los años gracias a su continua actualización de sus tratamientos así como el rigurosos tratamiento tanto de los donantes como de sus pacientes.