¿De qué se operan los españoles?

¿De qué se operan los españoles?

El tiempo pasa para todos. Y para muchos se convierte en la peor pesadilla. Desde que el hombre es hombre, (y la mujer, mujer) se ha luchado por no envejecer. Afortunadamente las nuevas tecnologías se han puesto de nuestro lado. Y ahora, gracias a la cirugía estética, es más fácil lo de parecer más joven. Hoy queremos conocer un poco más a los españoles y saber de qué se operan los españoles y españolas. ¿De qué crees que será más? Adivínalo.

Antes de ello, hay que saber este dato que es curioso. España es el primer país europeo en intervenciones de cirugía estética, con unas 400.000 en el último año y un gasto medio de 2.000 euros por paciente. Además de encabezar el ránking europeo, lo cierto es que la demanda de esta técnica no cesa sino que muy al contrario aumenta entre un 8% y un 10% anual.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) reveló el número de intervenciones de cirugía estética realizadas durante el pasado año. Y es que, se han realizado cerca de 400.000 intervenciones en España, dato basado en la encuesta “La realidad de la Cirugía Estética en España 2017-2018”. ¿Qué te parecen? ¿Muchas o pocas?

El listado de clasificación de operaciones es el siguiente: El primer y segundo puesto han sido ocupados por el aumento de mamas y la liposucción, seguidos muy de cerca por la reducción de mamas. Esta, la cual ocupa el tercer puesto el año anterior, ha sido la que ha experimentado un mayor crecimiento en comparación con datos del 2013/2014.

Por su parte, la intervención que combina el aumento y la elevación de mamas ocupa el cuarto puesto, mientras que el quinto y el sexto puesto están ocupados por la abdominoplastia y los rellenos con grasa autóloga (grasa extraída de una parte del cuerpo del paciente para infiltrarla en otra y corregir arrugas, contornos, deformidades, etc.) respectivamente. ¿Te has operado de algo de esto? ¿Lo harías?

¿Hombres o mujeres?

Tenemos claro que son las mujeres las que más pasan por el quirófano. Pero sabrías decir en qué tanto por ciento. Pues el 83,4% de la población que se ha sometido a una intervención es mujer, por lo que el 16,6% han sido hombres. Puede parecer que es una gran diferencia, pero si lo comparamos con el dato de 12,2% obtenido en 2013-14, es evidente que ha ocurrido un crecimiento bastante importante. Cada vez son más los hombres que deciden hacerse unos retoques.

Las mujeres se operan de aumento de mamas, liposucciones, reducciones mamarias, seguido de la combinación de aumento y elevación de mamas, y en quinto lugar la elevación por separado. La intervención más popular entre los hombres, la cual ha pasado de la cuarta posición a la primera desde el 2013-14, es la ginecomastia. Esta intervención está seguida de la liposucción, rinoplastia y blefaroplastia.

Es esta última la que más gana enteros durante los últimos años. La blefaroplastia es la cirugía estética de los párpados. Su objetivo es rejuvenecer la mirada con un efecto natural, sin cambios drásticos en la imagen y sin cicatrices visibles. “La blefaroplastia es una cirugía mínimamente invasiva que se puede efectuar en párpados superiores, inferiores y combinar con otros procedimientos como cirugía de ptosis palpebral o lifting de cejas”, nos explican desde Estética Ocular.

Por edades

Otro rasgo vital es de la edad. La gente no se opera de lo mismo con 20 años que con 60. A medida que aumenta la edad, cambia el interés por las zonas a tratar. A partir de los 45 años disminuye la inclinación hacia el aumento de pecho que es relevado por la cirugía de párpados y la liposucción.

Así, el informe muestra que un 42,2% de las intervenciones fueron realizadas en personas de 30 a 44 años, un 32,7% de los pacientes tenía más de 44 años y un 25,1% tenía menos de 30 años. Sin embargo, uno de los datos más alarmantes que muestra el estudio de SECPRE, es que un 1,3% del total de las intervenciones de cirugía estética se realizaron en menores de 18 años. Y eso es muy llamativo. Queremos pensar que se trata por cuestiones de salud, pero también es cierto que cada vez son más los jóvenes que quieren pasar antes por el quirófano.

A veces es por acoso escolar, pero otras es simplemente por estética. En estas edades, el 63% de las operaciones se concentran en la cabeza y sobre todo tienen que ver con las orejas, ya que el 46% de todas las cirugías en menores son otoplastias