Coronavirus: ¿Es un buen momento para comprar una vivienda?

Coronavirus: ¿Es un buen momento para comprar una vivienda?

Ya sabemos que el coronavirus nos ha provocado un cataclismo en nuestras vidas. Nada será cómo antes.  Algunos efectos son devastadores. Por ejemplo, el número de parados, el número de personas que sufrirán un despido o de las carencias sanitarias que se tiene. Sin embargo,  quizás el COVID-19 llega en un buen momento para comprar una casa. ¿Va a bajar el precio de la vivienda? Preguntamos a los expertos para que nos aclaran estas cuestiones.

Los expertos adelantan que la vivienda se enfrenta a un año de descensos en los precios, todo ello marcado por una caída de precios y un parón en las compraventas por la crisis del coronavirus. De hecho, Idealista prevé que desaparezca parte de la demanda (por la incertidumbre que supone la pérdida del empleo o la entrada en un ERTE) y que la recuperación del ritmo habitual no llegue hasta 2022.

Por lo tanto, si tienes un dinero ahorrado, o eres de esos afortunados que la pandemia no le ha afectado a su bolsillo, lo que tienes que hacer es invertir en ladrillo. Tanto en grandes ciudades como en pequeñas. En Segovia, por ejemplo, puedes encontrar en la web de  Sego House, un chalet en Parque Robledo con cuatro dormitorios, tres baños completos, tres armarios empotrados y cocina completamente amueblada, junto a una parcela de 500 m2, por un precio 259.000 euros. Si quieres algo más económico, pues un piso en la calle San José de la capital segoviana por 60.000 euros.

Consejos para comprar una vivienda en tiempos de coronavirus

Ahora bien, ya conocemos la práctica, es decir, las viviendas que hay en el mercado, pero para acceder a una casa lo que hay que hacer es hablar con el banco. Ellos al final tendrán la última palabra y para ello tienes que tener en cuenta algunos aspectos que cambiarán a partir de ahora.

Lo primero que tienes que hacer es hacerte una pregunta: “¿Puedo permitirme comprar?”. Según la compañía, la clave es tener en cuenta la estabilidad laboral particular a corto y medio plazo. Hay que hacer muchos números porque se aproximan muy malos tiempos. Como nos adelantan desde los bancos, ahora mismo vivimos un momento de incertidumbre en el que los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) o las reducciones de jornada (y de sueldo) están a la orden del día. Aunque hayamos pasados estos días bien, puede ser que en unos meses la cosa no vaya tan bien.

Hay que valorar también la vivienda que quieres y la que se amolda a tus necesidades. Hay algunos aspectos como los metros cuadrados, la altura, ubicación en zonas céntricas o contar con piscina comunitaria. Pero con la llegada del coronavirus la mentalidad ha cambiado.  Ahora se valora mucho más los espacios abiertos, las zonas exteriores como terraza o balcones, luz natural, eficiencia energética, materiales de construcción libres de tóxicos. La gente teme otro posible confinamiento, y ahora, el tener espacio para poder salir o caminar, se valora mucho.

El virus todavía está presente por lo tanto se desaconseja salir a ver viviendas. Por eso, hay que tirar, como están haciendo en todos los sectores, de las nuevas tecnologías.  Por ejemplo, ver planos 3D de las viviendas, virtual tours, vídeos y fotos en buena calidad. Si no tienes más remedio que visitarla, recuerda la necesidad de respetar las medidas de higiene y aprovechar al máximo cada visita para evitar desplazamientos futuros.

En manos de los bancos

No sabemos cómo van a actuar en los próximos meses los bancos. Estamos en sus manos. Hasta ahora las entidades bancarias conceden hipotecas de un importe cercano al 80% del precio de compra del inmueble o del valor de tasación, por lo que necesitaremos unos ahorros cercanos al 20% para dar la entrada de la vivienda y tener otro 10%-13% adicional para cubrir los gastos de la operación. Y es que el gasto se puede ir más de lo pensado. Si es cierto que algunos bancos conceden más financiación si cumples con sus condiciones. De momento, no sabrá a ciencia cierta cuánta financiación puede conseguir y en qué condiciones hasta no tener una vivienda identificada.

Para conocer cómo está el mercado es fundamenta consultar la web de las principales entidades o utilizar comparadores online de préstamos para la compra de una vivienda. Lo importante es hacer un buen estudio y comprobar si puedes invertir en un piso. Si ves que sí estás capacitado, no dudes de que es la mejor oportunidad. Quizás recuerdes que encontraste una ganga gracias al famoso COVID-19.