Cómo hacer una mudanza paso a paso

Cómo hacer una mudanza paso a paso

Si has realizado alguna vez una mudanza sabrás que no es un proceso fácil ni mucho menos sencillo que realizar en unas horas. Una mudanza se puede convertir en un auténtico caos, por ello en este artículo te vamos a explicar cómo hacer una mudanza paso a paso para que sea lo menos tediosa posible.

  1. Realiza una lista de tareas

Lo primero que tienes que hacer para la mudanza es preparar una lista de tareas con todo lo que tienes que realizar en el proceso. Por ejemplo, puedes apuntar las cosas que necesitas como cajas, o tareas como pedir el día libre en el trabajo, pedir distintos presupuestos a empresas de mudanzas, vaciar el trastero… Esta lista de tareas te ayudará a organizar el proceso y evitarás que no se te olvide nada.

  1. Empieza a vaciar tus muebles

El segundo paso que tendrás que hacer es comenzar a vaciar los muebles. Puedes comenzar con los artículos que no necesitas en el día a día como los libros, los juegos de mesa o los videojuegos.

  1. Aprovecha para tirar cosas viejas o que ya no utilices

Mientras estás vaciando los muebles puedes aprovechar para tirar cosas viejas o que ya no utilices. Si están en buen estado en lugar de tirarlas puedes hacer una buena causa y donarlas a una asociación u organización sin ánimo de lucro. Y es que puede que a ti un artículo ya no te sea útil o que no te valga un vestido, pero esto puede ser de gran utilidad para otras personas.

  1. Comienza a meter todo en cajas

Lo siguiente que tendrás que hacer es empezar a meter todo en cajas. Puedes hacerlo por categorías o habitaciones y señalar el nombre en las cajas. También decimos cajas, pero la ropa la puedes meter en maletas para aprovechar el espacio e incluso en bolsas de basura si no dispones de suficientes cajas de cartón para realizar la mudanza.

  1. Prepara los muebles para el traslado

Continuamos el proceso de mudanza preparando lo muebles para el traslado. Si son frágiles los debes proteger con plástico de burbujas o cartón. Debes cerciorarte que no quede nada en ningún cajón para evitar que en traslado se estropeen por dentro. Algunos muebles puede que para la mudanza tengas que desmontarlo y después montarlo en la nueva casa.

Debes saber que si no sabes cómo desmontar o montar los muebles puedes contratar a empresas especializadas como Mediterráneo Express. Una empresa especializada en el transporte y la logística del mueble. Este tipo de empresas se encargan de desmontar los muebles, transportarlos y una vez en destino volver a montarlos donde desee el cliente.

  1. Llega el día de la mudanza

Debes saber que en España puedes pedir un día libre para la mudanza, debes comunicarlo a la empresa con un margen de dos semanas de antelación, pero puedes disponer de un día libre para hacer todo el cambio de domicilio.

Lo importante es que estés presente el día de la mudanza, para cerciorarte de que la empresa de mudanzas se lleva todo lo que quieres, que todo el proceso se realiza de la mejor manera posible y para ayudar en lo que necesiten, así como para cerrar y abrir las viviendas.

Si has optado por realizar tú mismo la mudanza tendrás que trabajar todavía más. Una persona puede ser imposible que lo haga en un solo día, por lo que si estás solo pide ayuda a amigos o familiares. También deberías contar con una furgoneta para poder transportar los muebles o evitar tener que hacer muchos traslados. Si no tienes ni conoces a nadie que tenga puedes optar por alquilar para ese día un vehículo del estilo, seguro que te sale mucho más barato que contratar una empresa de mudanzas o hacer muchísimos viajes, en función de la distancia entre las viviendas.

  1. Organiza todo en la nueva casa

Una vez que ya tengas todo en la nueva casa tendrás que desempaquetar y organizar todo. Es el último paso y lo puedes hacer poco a poco. Por ejemplo, comenzar con lo indispensable como la ropa de diario, los productos de higiene o aseo, así como todos los instrumentos y herramientas de la cocina.

Este es el paso a paso para realizar una mudanza de manera organizada. Si bien es verdad que a pesar de que tengas todo organizado puede que durante el transporte o el propio proceso surjan inconvenientes. Pero estos seguro que serán de menor gravedad si cuentas con organización y alternativas.