Así es la ley de sucesiones en España

El impuesto sobre sucesiones y donaciones es un tributo que grava el patrimonio adquirido por las personas físicas a través de herencias, legados o donaciones. Pese a que se trate básicamente de dos hechos imponibles distintos, sucesiones por un lado y donaciones por otro, se considera una sola figura impositiva que abarca las transmisiones mortis causa en el caso de la sucesión, e inter vivos en el de la donación. Ahora bien, no es lo mismo heredar en Asturias que hacerlo en Andalucía. Te contamos las razones.

El Impuesto Sucesiones y Donaciones es estatal, y para herencias o donaciones entre familiares directos se paga aplicando una tarifa progresiva del 7,65% al 34%. Sin embargo, “para herencias y donaciones entre residentes en España el impuesto está cedido a las Comunidades Autónomas, que pueden introducir beneficios fiscales aplicables exclusivamente a sus residentes, cosa que han hecho la mayor parte de las CCAA”, nos cuentan desde Trámites Fáciles Santander. Son ellos los que nos ponen casos concretos para analizar esta situación. Así por ejemplo, en Baleares las herencias entre familiares directos residentes tributan como máximo 1%, y las donaciones 7%.

Vamos con un ejemplo para comprobar esta diferencia.

Herencia con fallecido residente en Baleares y con todos sus bienes en España, correspondiendo 0,5 M a un hijo residente en España, que pagará en Baleares unos 5.000 € (1%) y otros 0,5 M a otro hijo residente en Alemania, que debía pagar al Estado unos 106.000 (aproximadamente 21%).

Herencia con fallecido residente en Alemania y con todos los bienes allí situados, correspondiendo 0,5 M a un hijo residente en España/Baleares, que no podía pagar el  1% aplicable en Baleares y debía pagar al Estado unos 106.000 (aproximadamente 21%).

Lo más lógico, dado que también existen importantísimas diferencias en el trato de fiscal de herencias o donaciones entre residentes, según residan en una u otra Comunidad Autónoma (que el TJUE no cuestiona en absoluto), sería armonizar el Impuesto Sucesiones y Donaciones en toda España para evitar grandes diferencias entre Comunidades y entre residentes y no residentes.

En el Principado de Asturias, por su parte, este mismo contribuyentes tendría que abonar una cuota de 103.135 euros, mientras que en Castilla y León la cifra sería de 81.000 euros y en la Comunidad Valenciana, de 63.000 euros. En el lado contrario destaca Andalucía, que hasta este año era una de las regiones que más castigaba a través de este impuesto y que en 2018, y tras el pacto alcanzado por la Junta también con Ciudadanos, la figura está bonificada.

Cálculo de impuesto

El impuesto sobre sucesiones se ingresa en un plazo de seis meses –prorrogable otros seis– a contar desde que se produce la muerte del causante. De no realizarse en este periodo, se pierde el derecho a las posibles bonificaciones que tenga establecida la comunidad autónoma correspondiente, que será en la que haya residido más tiempo el fallecido, en los cinco años anteriores al día del fallecimiento.

En concreto, en el País Vasco y en Navarra se ha establecido una normativa propia que contempla exenciones para algunos familiares por herencia y donación. Además, en Navarra se ha aprobado un tipo de gravamen distinto del estatal para las transmisiones lucrativas de familiares directos. En general, los modelos utilizados para las declaraciones-autoliquidaciones son el modelo 650, que es la declaración ordinaria y el modelo 652, que es la declaración simplificada, ambos para las adquisiciones mortis causa, como la herencia. Para las adquisiciones inter vivos, como la donación, se utiliza el modelo 651, facilitados por la Agencia Tributaria.

¿Es mejor donar en vida?

Muchas veces llega la duda de si es mejor donar en vida o esperar al fallecimiento. Bien es cierto que la mentalidad española es siempre la de esperar a la muerte. Pero son cosas más de la tradición. Ahora bien, lo que hay que mirar es fríamente y con números en la mano. Por eso, desde Trámites Fáciles Santander aseguran que en determinados casos, como por ejemplo en patrimonios elevados, es más aconsejable donar los bienes a los descendientes que transmitirlos en herencia. Ahora bien, como norma general la donación de bienes inmuebles es más cara que la sucesión. Se debería analizar cada caso en particular. Para eso lo mejor es ponerte en manos de profesionales y que te puedan asesorar.

Lo que está claro es que con esta ley de sucesiones se comprueba que en España existen ciudadanos de Primera y de Segunda. ¿Por qué no es posible que todos tengan que tributar de la misma forma viviendo en un mismo país?

La mayor convocatoria de oposiciones en España

Es la ilusión de muchas personas. El sacrificio de muchos años. La esperanza para poder encontrar un trabajo eterno. Así son las oposiciones. El mana que muchos españoles buscan con esfuerzo y trabajo. Pues bien, ahora podemos estar de enhorabuena porque el Gobierno de España ha convocado el mayor número de plazas de oposiciones. Así, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 17 de junio la convocatoria de procesos selectivos para cubrir 8.102 plazas en la Administración General del Estado (AGE), correspondientes a la Oferta de Empleo Público de 2018, que asciende a alrededor de 31.000 plazas en total y, para algunos cuerpos, también a la Oferta de Empleo Público de 2019, que contará con 33.800 plazas.

Como puedes ver un número increíble de plazas que habrá puesto la ilusión entre todos los opositores. Los datos dicen que esta convocatoria supone un incremento del 71,5% sobre las 4.725 plazas ofertadas en la convocatoria anterior, según el Ministerio de Política Territorial y Función Pública. En concreto, se convocan procesos selectivos para cubrir, por el sistema de ingreso libre, 1.444 plazas en el Cuerpo General Administrativo de la AGE y 2.029 en el Cuerpo General de Auxiliares Administrativos.

Se lo dividimos, en esta convocatoria se incluyen 681 plazas de ingreso libre y 400 de promoción interna para el Cuerpo de Gestión de la Administración Civil del Estado; 1.444 plazas de ingreso libre y 1.000 de promoción interna para el Cuerpo General de Auxiliares y 2.029 plazas de ingreso libre y 1.700 de promoción interna para el Cuerpo General Administrativo del Estado. Se convocan, además, 358 plazas (218 de ingreso libre y 140 de promoción directa) para el Cuerpo de Gestión de los Sistemas e Informática de la Administración del Estado, así como 490 plazas (385 de ingreso libre y 105 de promoción interna) para el Cuerpo de Técnicos Auxiliares de Informática de la Administración del Estado.  Algo que nos alegra es que del total de las plazas convocadas, 596 se reservan para cubrirlas por personas con discapacidad, un 58,5% más sobre las plazas convocadas el año anterior.

El Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) estima que la cifra de aspirantes en estas convocatorias se aproximará a las 200.000 personas. Este año es la primera vez en la que los aspirantes deberán presentar las solicitudes de participación en los distintos procesos selectivos exclusivamente por vía electrónica a través de la aplicación Inscripción de Pruebas Selectivas (IPS) del Punto de Acceso General.

Oposición para profesores

Las oposiciones de profesores son las más demandadas. Son miles los españoles que durante años luchan fuerte con conseguirlas. No en vano, más de 187.500 personas se presentan estos días en la mayor convocatoria de oposiciones a distintos cuerpos docentes que se produce en la última década. Se sacan 30.981 plazas y su objetivo es dar estabilidad en las plantillas y reducir el elevado porcentaje de interinidad que hay en las escuelas: ronda el 25% y el objetivo es que se quede en el 8% antes de 2021.

Consejos para opositores

Lo de sacarse una oposición se ha convertido en toda una profesión. Por eso lo mejor es crearse unos hábitos. Estos son unos consejos que nos ofrecen desde Preparadores Valladolid, especialistas en la preparación de opositores.

Las oposiciones son como una carrera de fondo y su preparación dura meses e incluso años. Por lo tanto, es muy importante realizar una planificación de la preparación de oposiciones coherente y realista, dedicando el tiempo suficiente a cada tema o prueba práctica.

Es muy importante poner en práctica técnicas adecuadas de estudio y asimilación intelectual: subrayados, resúmenes, mapas conceptuales, esquemas, reglas nemotécnicas, etc.  Una organización para poder saber qué se estudia en cada momento.

Aunque las oposiciones se pueden preparar por libre, es necesario prever las necesidades de reforzar determinadas habilidades y competencias que no acabamos de dominar, recurriendo si es necesario a academias u otros profesionales. Ellos sabrán cómo asesorarnos, conocen cómo han sido otras convocatorias.

Preparar bien unas oposiciones implica una dedicación intensa durante muchos meses. Por ello, conviene dosificar fuerzas y plantearse objetivos parciales y premios de refuerzo durante todo el proceso de preparación. La cuestión es ponerse metas y no desilusionarse. No siempre salen la fechas de publicación de los exámenes, y eso es duro.

Los temarios de las oposiciones son muy largos, por lo que en la planificación es muy importante reservar tiempo suficiente para repasar todos los temas, sobre todo los que hemos estudiado de forma más temprana.

Por último, es importante que el candidato o candidata se informe muy bien de las características de la profesión y el puesto de trabajo al que pretende acceder. Ahora solo queda esperar, cruzar los dedos y seguir pensando que el esfuerzo tiene premio.

La aportación del transporte español a la sociedad

El  transporte  de  viajeros  y  mercancías  en  España  es  un  sector  económico  de  una  enorme  y  creciente  importancia  estratégica  para  la  industria,  el  comercio  y  la  movilidad  de  las  personas.  Sin  embargo,  a  menudo  se  desconoce  el  valor  de  su  aportación a la mejora y al equilibrio de la economía española, aspectos tratados en este artículo. Y es que el César lo que es del César.

Un  sector  del  transporte  potente,  abierto  y  competitivo  puede  ser  un  instrumento  clave para evitar que España se convierta en un mero destino turístico, para retener la actividad económica y generar otras nuevas en una Europa que tiende a tornarse importadora  de  las  mercancías  producidas  en  terceros  países,  especialmente  en  China y extremo Oriente. Para que, en suma, España pueda aprovechar sus bazas como plataforma logística internacional. Y es que está muy bien que un país se convierta en el mejor para atraer turismo, pero la verdadera riqueza se obtiene con una nación potente industrialmente.

Para analizar el papel del transporte en el país hay que conocer cómo es.  Al  igual  que  el  territorio europeo,  se caracteriza por  una  concentración de la población en áreas metropolitanas. Por su parte, el sistema de transporte presenta contradicciones históricas con el modelo territorial y económico que constituye su soporte. La realidad es que los flujos de viajeros y mercancías no siguen  un  patrón  centralizado,  sobre  todo  porque  las  relaciones  económicas  exteriores  tanto  con  la  Unión  Europea  como  con  terceros  países  otorgan  aún  más  importancia  a  la  periferia.  Finalmente,  hay  que  destacar  que,  en  el  caso  de  los  viajeros, el sector turístico ha tenido y sigue teniendo una gran incidencia sobre el sistema de transporte español.

Los números en España

El  sector  del  transporte  en  España  representa  un  5,6%  (28.010  millones de Euros) del valor añadido bruto de la economía en precios constantes de 1995.  Según  datos  del  Ministerio  de  Fomento,  ocupaba  a  965.400  personas  (de  ellos,  765.000  asalariados),  que  suponían  el  5,9%  del  total  de  la  población  ocupada.  En  la  Unión  Europea  de  los  15,  el  transporte  (incluyendo  el  ejercido por cuenta propia) supone aproximadamente el 5% del valor añadido bruto y emplea a unos 6 millones de personas (el 4% de la población ocupada).

El  transporte  se  ha  convertido  en  una  industria  estratégica  para  una  economía  crecientemente  mundializada  y  esto  debería  también  comportar  una  mayor consideración de las necesidades de este sector en las decisiones políticas y una mayor atención a los criterios empresariales en la actuación del sector público. A la hora de aplicar una estrategia en el sector y establecer prioridades, la opinión de las empresas puede ser capital para evitar expectativas irreales en los proyectos e inversiones públicas. Son muchas las empresas que han decidido apostar por el extranjero. Nos ponemos en contacto con Transportes Cars, que es una empresa que se ha convertido en un referente a nivel nacional e internacional en el transporte de vehículos por carretera, porque siempre han apostado por convertir su logo en un sello de calidad en este sector, un sello que actualmente se deja ver en países como Holanda, Alemania o Bélgica entre otros.

Y esto se logra contando con una amplia flota de vehículos de transporte y con un equipo profesional altamente cualificado en el transporte internacional de vehículos que se encargará de llevar a su destino el vehículo, motocicleta, compacto, monovolumen o todoterreno, por grande o pequeño que sea, en perfecto estado y con una fecha de entrega totalmente ajustada a tus necesidades. Así es como crecen las empresas de transportes en España.

El  sector  del  transporte  es  una  industria  estratégica,  y  lo  será  todavía  más  en  una economía mundializada. Resulta inevitable y necesario contar con el sector, tanto   para   el   enfoque   de   los   problemas   como   para   solucionarlos.   La   liberalización  no  debe  excluir  la  apuesta  decidida  por  fomentar  el  transporte  español, como se hace con sectores industriales. 

Se  trata  de  un  sector  clave  para  nuestra  inserción  en  Europa  y  para  nuestra  posición  económica  mundial  como  plataforma  logística  intercontinental  y  como  apuesta  geoestratégica  y  socioeconómica.  Es  hoy  para  la  economía  una  herramienta  similar  a  lo  que  representó  en  tiempos  pasados  la  localización  de  empresas  extranjeras  en  España.  Se  necesitan  buenas  infraestructuras,  pero  también  empresas  españolas  que,  sin  hipotecas  exteriores,  se  comprometan  con el futuro industrial y logístico, y no sólo turístico como te decíamos al principio, del país.

En   suma,   es   preciso   captar   y   concienciarse   de   la   verdadera   fisonomía   e   importancia económica y estratégica del transporte en España. Esta es la importancia y la aportación del transporte español a la sociedad, que se enfrenta a nuevos retos según van pasado los años.