Así es la ley de sucesiones en España

El impuesto sobre sucesiones y donaciones es un tributo que grava el patrimonio adquirido por las personas físicas a través de herencias, legados o donaciones. Pese a que se trate básicamente de dos hechos imponibles distintos, sucesiones por un lado y donaciones por otro, se considera una sola figura impositiva que abarca las transmisiones mortis causa en el caso de la sucesión, e inter vivos en el de la donación. Ahora bien, no es lo mismo heredar en Asturias que hacerlo en Andalucía. Te contamos las razones.

El Impuesto Sucesiones y Donaciones es estatal, y para herencias o donaciones entre familiares directos se paga aplicando una tarifa progresiva del 7,65% al 34%. Sin embargo, “para herencias y donaciones entre residentes en España el impuesto está cedido a las Comunidades Autónomas, que pueden introducir beneficios fiscales aplicables exclusivamente a sus residentes, cosa que han hecho la mayor parte de las CCAA”, nos cuentan desde Trámites Fáciles Santander. Son ellos los que nos ponen casos concretos para analizar esta situación. Así por ejemplo, en Baleares las herencias entre familiares directos residentes tributan como máximo 1%, y las donaciones 7%.

Vamos con un ejemplo para comprobar esta diferencia.

Herencia con fallecido residente en Baleares y con todos sus bienes en España, correspondiendo 0,5 M a un hijo residente en España, que pagará en Baleares unos 5.000 € (1%) y otros 0,5 M a otro hijo residente en Alemania, que debía pagar al Estado unos 106.000 (aproximadamente 21%).

Herencia con fallecido residente en Alemania y con todos los bienes allí situados, correspondiendo 0,5 M a un hijo residente en España/Baleares, que no podía pagar el  1% aplicable en Baleares y debía pagar al Estado unos 106.000 (aproximadamente 21%).

Lo más lógico, dado que también existen importantísimas diferencias en el trato de fiscal de herencias o donaciones entre residentes, según residan en una u otra Comunidad Autónoma (que el TJUE no cuestiona en absoluto), sería armonizar el Impuesto Sucesiones y Donaciones en toda España para evitar grandes diferencias entre Comunidades y entre residentes y no residentes.

En el Principado de Asturias, por su parte, este mismo contribuyentes tendría que abonar una cuota de 103.135 euros, mientras que en Castilla y León la cifra sería de 81.000 euros y en la Comunidad Valenciana, de 63.000 euros. En el lado contrario destaca Andalucía, que hasta este año era una de las regiones que más castigaba a través de este impuesto y que en 2018, y tras el pacto alcanzado por la Junta también con Ciudadanos, la figura está bonificada.

Cálculo de impuesto

El impuesto sobre sucesiones se ingresa en un plazo de seis meses –prorrogable otros seis– a contar desde que se produce la muerte del causante. De no realizarse en este periodo, se pierde el derecho a las posibles bonificaciones que tenga establecida la comunidad autónoma correspondiente, que será en la que haya residido más tiempo el fallecido, en los cinco años anteriores al día del fallecimiento.

En concreto, en el País Vasco y en Navarra se ha establecido una normativa propia que contempla exenciones para algunos familiares por herencia y donación. Además, en Navarra se ha aprobado un tipo de gravamen distinto del estatal para las transmisiones lucrativas de familiares directos. En general, los modelos utilizados para las declaraciones-autoliquidaciones son el modelo 650, que es la declaración ordinaria y el modelo 652, que es la declaración simplificada, ambos para las adquisiciones mortis causa, como la herencia. Para las adquisiciones inter vivos, como la donación, se utiliza el modelo 651, facilitados por la Agencia Tributaria.

¿Es mejor donar en vida?

Muchas veces llega la duda de si es mejor donar en vida o esperar al fallecimiento. Bien es cierto que la mentalidad española es siempre la de esperar a la muerte. Pero son cosas más de la tradición. Ahora bien, lo que hay que mirar es fríamente y con números en la mano. Por eso, desde Trámites Fáciles Santander aseguran que en determinados casos, como por ejemplo en patrimonios elevados, es más aconsejable donar los bienes a los descendientes que transmitirlos en herencia. Ahora bien, como norma general la donación de bienes inmuebles es más cara que la sucesión. Se debería analizar cada caso en particular. Para eso lo mejor es ponerte en manos de profesionales y que te puedan asesorar.

Lo que está claro es que con esta ley de sucesiones se comprueba que en España existen ciudadanos de Primera y de Segunda. ¿Por qué no es posible que todos tengan que tributar de la misma forma viviendo en un mismo país?

Sigue siendo necesario reforzar nuestros servicios informáticos

La informática es, desde hace varios años, un aspecto fundamental en todos los ámbitos de la vida. Por un lado, es indispensable para hacer que nuestra actividad profesional sea mucho más eficaz y eficiente que antes de su aparición. Por otra parte, hace que, dentro de nuestra vida personal, tengamos a mano un montón de posibilidades de ocio que nunca han de pasar desapercibidas a fin de conseguir una mejora en nuestra calidad de vida y en nuestra felicidad. Obviamente, no cabe la menor duda de que son muchas las personas que han encontrado en la informática un medio para desarrollar todas estas cosas. 

Sin embargo, la informática ha presentado, a través de su historia y de su desarrollo, un avance en lo que a problemas y riesgos se refiere. En concreto, nos referimos a todo lo relativo al mantenimiento y la protección de datos que son sensibles. El robo o la desaparición de este tipo de datos, sobre todo en el seno de una empresa, puede ser algo que realmente cause un serio problema en lo que tiene que ver con el futuro de dicha entidad. Y eso no se puede permitir. Mucho se ha trabajado para impedir que estas cuestiones se conviertan en algo habitual. 

Son muchas las empresas que han encontrado o que siguen buscando medios para obtener una mejor protección ante todos esos riesgos que se desprenden de la adaptación de nuestro mundo a un entorno tecnológico y completamente informatizado. Ese trabajo es realmente impagable porque supone la mejor inversión posible en materia de seguridad y también de tranquilidad. Nadie lo pone en duda y, de hecho, este es uno de los asuntos que más valoran los empresarios de todos los sectores en los momentos en los que nos encontramos. 

Como prueba de lo que venimos hablando, vamos a citar una noticia que fue publicada en la página web del diario La Vanguardia. En ella, se apunta que estaba previsto que la inversión en tecnología se duplicara en España durante el año 2018, cosa que finalmente se produjo. Solo con este dato ya tenemos una primera noción de la gran cantidad de asuntos relacionados con la informática y la tecnología que preocupan a las empresas y que han encontrado una solución gracias a la realización de inversiones como las que estamos comentando. La mayoría de quien se ha dejado un dinero importante en este punto reconoce haber salido ganando. No es para menos. 

Que la inversión en informática y tecnología ha crecido en los últimos años es algo que está fuera de toda duda. Pero nosotros, que tenemos una misión como la de hacer de abogados del diablo, creemos que la inversión tiene que ser todavía superior. Hemos consultado esto con los profesionales de Inforges, una entidad especializada, por ejemplo, en un asunto como lo es el de la ciberseguridad, y nos han comentando que las previsiones de cara al futuro giran en torno a un aumento todavía mayor de este tipo de inversiones. Y es que las necesidades siguen creciendo en esta materia. 

Una mejora también en términos de tecnología sanitaria

Una de las muchas buenas noticias que nos está dejando la informática en los últimos años es que sigue creciendo en aspectos de nuestra sociedad en los que nos viene muy bien una mejora. De primeras, puede venir a la cabeza un asunto como lo es la educación. Pero lo que sin duda ha ganado enteros gracias a la informática ha sido un asunto como el de la sanidad, cuya inversión en este campo ha aumentado más de un 3% según lo que ha sido publicado en el portal web de Consalud. Y es que eso vale una auténtica barbaridad para conseguir una mejora en la calidad de vida de nuestros ciudadanos. 

Ni que decir tiene la importancia que ha adquirido la informática en la resolución de diferentes problemas relacionados con la sanidad en España. Este asunto ha sido objeto de muchas felicitaciones en los últimos tiempos. Y es que, gracias a ello, se consigue que los tratamientos sean mucho más efectivos y todo, en un entorno como lo es un hospital, funcione de una manera más eficaz y también más rápida, siendo la rapidez uno de los asuntos que tienen más importancia en el campo del que venimos hablando. Desde luego, está claro que es de justicia reconocer la importancia de la llegada de la informática a la sanidad. 

Hay una cosa que está clara: la informática es vital en todos los aspectos que nos podamos imaginar de nuestra vida. Pero es evidente que hay que tener una seguridad en lo que a ella respecta. Confiar en los mejores profesionales es la única salida para ello. Por suerte, una buena parte de nuestra sociedad ya se encuentra formada (y otra se está formando) para dar cabida a más servicios relacionados con esta materia. Porque, gracias a ella, salimos ganando todas y todos. Y lo que nos aporta es realmente uno de los motivos de los continuos aumentos de productividad de nuestras industrias y de nuestros servicios.