Pudridero, #1, de Johnny Ryan

factor-critico-pudridero-slider

por Roberto Bartual

Resulta preocupante que una editorial tan joven como Entrecomics Comics, tenga ya una trayectoria tan coherente con tan solo dos títulos publicados. Porque la coincidencia bajo el mismo sello de Moowiloo Woomiloo y ahora este Pudridero, es señal inequívoca de que la gente de Entrecomics tiene algún plan secreto. Y no precisamente cargado de buenas intenciones, por suerte.

factor-critico-pudridero-imagen-1Cortázar decía que en Escocia había un libro que, si al llegar a la página 46 el lector había respirado un número impar de veces, entonces, éste moría automáticamente. Si existiera ese libro, estoy seguro de que se parecería bastante a Pudridero y me pregunto, recién acabada su lectura, si ha sido sólo el azar respiratorio lo que me ha evitado caer en la página fatal. Aunque también podría ser que las esquinas de las páginas contuvieran algún tipo de larva que, al llevar los dedos a la boca para humedecer las yemas, trepase hacia el cerebro, instalándose allí hasta finalizar su periodo de gestación.

Este tipo de sensación agradable de espera es la que produce la obra de Johnny Ryan, Prison Pit, y aunque no tengo nada que objetar ante el uso de una palabra tan hermosa y aliterante como Pudridero a modo de título, quizá una de las alternativas propuestas por el co-editor de este volumen, Fulgencio Pimentel, describa mejor el espíritu del señor Ryan: Chung at Heart. Aunque bien pensado, puede que la referencia a David Lynch no sea tan apropiada. Mucho mejor Cronenberg. Y no es sólo que el imaginario de Ryan, compuesto por vaginas dentadas, pollas espinosas, taparrabos nazis, cuchillas implantadas en la carne o gusanos cuyos excrementos son alucinógenos, se parezca al del director canadiense, es que además parecen compartir la misma obsesión por dos temas que, a la postre, se convierten en el núcleo único de su obra: la inserción de un objeto o de un ser vivo en otro cuerpo, y la subsiguiente extracción de dicho objeto o ser vivo con consecuencias desgarradoras.

Estamos en el mismo territorio que Alien o Videodrome, aunque tal vez Ryan aplica a la trama mayor cantidad de abstracción. El protagonista de Pudridero es un convicto cuyo crimen no se menciona nunca. Se le castiga lanzándolo sobre la superficie de una especie de planeta-prisión lleno de criaturas aberrantes, a las que irá enfrentándose una a una, desmembrándolas, abriéndolas en canal, aplastándolas y violándolas para poder sobrevivir. En el transcurso de su periplo, nuestro héroe perderá algún que otro brazo, pero en este mundo de cuerpos intercambiables, podrá sustituirlo sin ningún problema implantándose un parásito mutante en el muñón que acabará por asumir el control de su propio cuerpo.

factor-critico-pudridero-imagen-2Todo en Pudridero parece obedecer a esta dinámica de inserción/extracción, incluso su trama: todos los conflictos que se producen en ella son debidos a la aparición de un ser extraño, en este caso el protagonista, dentro de un determinado ecosistema, alterándolo de tal manera que se acaba desembocando en un ciclo de violencia brutal que sólo se detiene con la muerte. Y es que quizá de lo que esté hablando Pudridero, por rudas que sean sus formas, es del miedo más básico del ser humano: el miedo a ser alterado por otro ser humano, ya sea por medio de algún tipo de penetración, simbólica o no, o todo lo contrario, por medio de algún tipo de separación; tanto si ésta es producida por el filo de un hacha o por un parto.

Tal vez sea difícil ver a ciencia cierta dónde quiere ir a parar Johnny Ryan con esta primera entrega de Pudridero (la cual recopila las dos primeras de la edición de Fantagraphics). Lo único seguro es que, por lo menos, yo quiero seguirle para averiguarlo.

Eso sí, sin acercarme demasiado.


factor-critico-pudridero-finalPudridero #1
Johny Ryan
Entrecomics
Cartoné
17 x 24 cm.
240 págs. B&N.

About the Author

Revista Factor Crítico
Revista cultural Factor Crítico. Somos una revista dedicada a la crítica de cine, crítica literaria, crítica cultural, crítica de ensayo y crítica de cómic