La extraña necesidad de inventarse antologías

Por La Paja en el Ojo

Últimamente tengo la sensación de que a un iluminado se le ocurre la palabra ANTOLOGÍA y ya aparecen todos con sus escritos:

-Yo, yo, yo… ¿De qué?

-No sé… El relato sicalíptico español.

-Yo, yo, yo… Para el lunes lo tienes.

¿Pero de qué diablos va esto?

Las antologías, por lo general, me dan cierta grima. Son como los simposios, que también me dan grima porque es una antología pero con micrófonos.

Un tipo de antología que me puedo tragar es el de un autor concreto, una reunión de textos suyos a destacar. O me trago también una Antología de Literatura Fantástica orquestada por Borges y Bioy Casares. O una selección, pongamos, de relatos maestros del crimen y misterio (con maestros del crimen y misterio). O de relatos de ciencia ficción (con escritores que hayan plantado su huella en la luna del género). O etc.

Factor-Critico-La-extraña-necesidad-imagen1t

Ésta fue la primera antología que leí y la que más me marcó.

Lo que me toca un poco las narices es la autofelación y el oportunismo. En muchas antologías de «género» no veo muchos autores de «género», sino que el «género» ha nacido de la necesidad o del oportunismo. Es como ir a la moda, y ya sabemos lo que dura la moda.

Creo que muchos escritores serios (que los hay en estas antologías) deberían evitar estos extraños burdeles en donde cohabitan relatos que están de paso (y hablo del «género», no del «escritor», vamos, del «género» elegido por ese «escritor» para la coyunda), ya que a veces parecen (las antologías) como cementerios de la creación, cementerios del «género» (y burdeles, no se olvide, que en esto hay mucho de necrofilia).

Aquí una muestra de cómo se hace una antología:

-Oye, Fulano, ¿tienes un texto de «Pollas en vinagre»? Es que vamos a hacer una ANTOLOGÍA.

-Venga, te lo mando en un Word.

***

-Oye, Mengano, que me he enterado de que estáis haciendo una antología de «Pollas en vinagre».

-Correcto. La ANTOLOGÍA definitiva de «Pollas en vinagre». Fulano y Zutano van a enviarnos algo, pero el libro todavía cojea un poco.

-Joder, pues te escribo yo algo para que calce.

-Genial. Me parece estupendo. Recuerda: «Pollas en vinagre». Mándamelo en un Word.

-¿Participa también Perengano?

-Uy… Es que ya está en otra de «Pollas en vinagre» pero de otra editorial. Una verdadera lástima, porque Perengano le hubiera dado un aire más avinagrado a la antología.

Evidentemente, estas líneas están escritas con seudónimo porque yo también, llegado el caso, quiero participar en una ANTOLOGÍA DEL GÉNERO ESPAÑOL.

-¿Sobre qué géneros hay que escribir?

Mejor dicho:

-¿Qué vais a publicar?

Ejemplo de antología de género (véase que al ilustrador de esta portada también le marcó la antología del Pato Donald):

Factor-Critico-La-extraña-necesidad-imagen1

En esto de la extraña necesidad de inventarse antologías no hay mucha diferencia entre una editorial pequeña y una grande. Solamente en el presupuesto y en el creerse adalid de una antología definitiva de un género X.

 

Revista cultural Factor Crítico. Somos una revista dedicada a la crítica de cine, crítica literaria, crítica cultural, crítica de ensayo y crítica de cómic

Please follow and like us:

Revista Factor Crítico

Revista cultural Factor Crítico. Somos una revista dedicada a la crítica de cine, crítica literaria, crítica cultural, crítica de ensayo y crítica de cómic