Prospectivas

por Paz Olivares

La ciencia-ficción sigue considerándose hoy en día un género underground. Todos disfrutamos con películas como 2001: Una odisea del espacio, Gattaca, Blade Runner o Matrix, o con series como Black Mirror. Todos reconocemos como obras cumbre de la literatura a Frankenstein, 20.000 leguas de viaje submarino, 1984, Un mundo feliz o Fahrenheit 451. A pesar de ello, tenemos que echar mano de La Carretera de McCarthy o La conjura contra América de Philip Roth para justificar la valía del género. Alguna vez incluso tenemos que utilizar a Borges, cómo no, y recordar a alguno su famoso prólogo de las Crónicas marcianas de Bradbury. Da igual. La lectura de ciencia-ficción es minoritaria.

Quizá la incertidumbre actual por el futuro empuje al lector a buscar respuestas, a imaginarlas y a reflexionar sobre ellas. Y la simbología de la ciencia-ficción prospectiva como mecanismo de análisis del presente es única porque proyecta esa reflexión hacia su final, es decir, hacia su solución. Más allá de los alienígenas y las guerras intergalácticas hay en la literatura prospectiva profundidad psicológica, crítica social y meditación filosófica. No es ni mucho menos un género de evasión. Leer ciencia-ficción es adentrarse en una aventura intelectual arrebatadora en la que uno se enfrenta a su propia identidad y a la del mundo que uno crea. No hay ligereza. Basta leer Solaris de Stanislaw Lem para comprobarlo. Los temas son la excusa para hablar con total libertad de lo esencial. La ciencia-ficción rompe las barreras del Tiempo y el Espacio para fijar la mirada en lo real. No hay tabúes, no hay perjuicios, no hay límites. Se despoja de lo accesorio para ver (prospectivo, no lo olvidemos, deriva del latín prospicere cuyo significado es mirar). Se coloca en los márgenes imposibles (allí donde reside también la poesía) para describir la realidad. Pero además lo hace a través de un pacto con el lector que libremente acepta como posible lo que no existe, lo que es sólo una proyección. Una vez aceptado el pacto de que todo es mentira es más fácil alcanzar la verdad.

Quizá por todo ello la literatura prospectiva en España deje de ser cosa de pocos. Porque lo cierto es que si, en el mundo anglosajón, el género asociado a las revistas pulp nunca ha tenido el favor de los críticos, aquí no ha existido crítica alguna. El género no existe en el mundo académico. Y los autores, pocos y ninguneados. La tradición realista pesa como una losa en este país desde que El Quijote murió en su cama siendo Alonso Quijano. Él se llevó las novelas de caballerías y con ellas la fantasía. Ya va siendo hora de no tener tanto miedo a enfrentarnos a los gigantes (que nunca fueron molinos).

Es cierto que cuesta encontrar ciencia-ficción de calidad. Como dijo Sturgeon, «el noventa por ciento de todo es basura». Pero hay un diez por ciento que merece ser salvado. Es lo que ha hecho Salto de Página con la publicación de esta antología del cuento de ciencia-ficción española actual: Prospectivas. Viene adornada además con una portada ciberpunk espectacular de la Gran Vía lo que convierte el primer encuentro con el libro en una experiencia de lo más prometedora. Y no decepciona, la verdad. La edición corre a cargo de Fernando Ángel Moreno, profesor de Teoría de la Literatura en la UCM. Moreno es conocido tanto en los círculos de ciencia-ficción como en los académicos por ser un defensor a ultranza del género. Experto en ciencia-ficción, se encarga de realizar una antología completísima y de calidad. Los dieciocho cuentos que la componen ofrecen una panorámica excelente de la mejor ciencia-ficción escrita en nuestro país.

factor-critico-prospectivas-imagen

Se abre con el autor más veterano, César Mallorquí y se cierra con el de menor edad, José Ramón Vázquez. Tanto el relato que abre la antología como el broche que la cierra son magníficos. Son tan distintos en temática y forma que uno no puede evitar compararlos. Los dos aguantan. Como el resto de cuentos. Lógicamente, hay algunos superiores a otros, como Tren, de Julián Díez, que considero uno de los mejores relatos de ciencia-ficción que he leído; forma y fondo encajan de tal manera que deslumbra. Un cuento perfecto. Me han gustado especialmente, además, los cuatro últimos relatos, los de los autores más jóvenes, por su osadía, su libertad al saltarse todas las normas (si es que las hay), por su valentía y su descaro. Se rompe el tabú de la Historia, del Sexo, de la Memoria, se habla de lo grotesco, lo trágico y lo científico con la serenidad que da el conocimiento. Y además se hace con una prosa ágil, muy visual, desde la provocación, por ejemplo, en el caso de «NeoTokio blues», la introspección psicológica en «Poetik GmbH», o la profunda delicadeza en «Últimas páginas de una autobiografía».

Hay en el libro imaginación desbordada, o mejor, disciplinada, como diría Judith Merril. Hay guiños a Verne y Kafka, también a Prometeo (cuyas entrañas se devoran ahora en un bucle espacio-temporal sin fin), se menciona a Batman y a Hitler y a Picasso y a Kubrick y a Baudelaire y a K. Dick… Hay identidad. Hay metaficción y experimentación, hay viajes en el tiempo y crítica social, hay apocalipsis y metamorfosis, hay tecnología y ciencia. Hay resurrección. Hay cielos y estrellas, planetas y razas alienígenas. Azar y destino. Y ovejas. Y muerte.

No hay Espacio. No hay Tiempo.

Decía Ursula K. Le Guin en un artículo publicado en Hélice (la revista donde F. A. Moreno vuelca su pasión prospectiva desde hace años y que recomiendo a todo aquél que desee profundizar en el género) que «las prácticas de las editoriales especializadas en literatura son, desde casi todos los puntos de vista empresariales, poco prácticas, exóticas, anormales e insensatas». Por fortuna, Salto de Página se ajusta a la descripción. Prueba de ello es Prospectivas, una apuesta valiente y atípica en el mercado editorial actual. Una apuesta por el futuro. Feliz utopía.


factor-critico-prospectivas-finalProspectivas
Salto de página
Edición y prólogo de Fernando Ángel Moreno
ISBN: 978841565319
Colección Púrpura
432 pgs
Madrid
2012

Revista cultural Factor Crítico. Somos una revista dedicada a la crítica de cine, crítica literaria, crítica cultural, crítica de ensayo y crítica de cómic

Please follow and like us:

Quizás también te interese

Revista Factor Crítico

Revista cultural Factor Crítico. Somos una revista dedicada a la crítica de cine, crítica literaria, crítica cultural, crítica de ensayo y crítica de cómic

2 comentarios sobre “Prospectivas

  • el 14 octubre, 2012 a las 18:09
    Permalink

    Preciosa crítica.

    Muchas gracias por esas palabras, pero ante todo me alegra que la autora de la crítica lo haya disfrutado.

    Me uno a las acertadas (y hermosas) palabras acerca de la editorial.

  • el 15 octubre, 2012 a las 12:37
    Permalink

    Muchas gracias por la magnífica reseña; trataremos de seguir siendo fieles a esas prácticas de las que hablaba nuestra admirada Ursula.

Comentarios cerrados.